CUATRO ARTICULOS PUBLICADOS EN NEW YORK

CUATRO ARTICULOS PUBLICADOS EN NEW YORK

Es periódico y es fe

Por Antonio Martínez de Ubeda

Como en feliz aniversario, los deseosos amigos, que ven como se apagan las velas de la tarta. Pero cuando se es niño y pequeño, para quien ha de apagarlas la ilusión es mayor.
Tal vez, éste sea el periódico de New York, que sin ser tebeo, ni tener formato de cuento, es más de los niños, y sobre todo de los niños grandes. Eso tal vez sólo lo entiendan los hombres de fe. Dejad que los niños se acerquen a mí.

Es periódico y es fe. Ese es el encabezamiento de este homenaje, a un diario, que está penetrando en las vidas. Y que Dios va a hacer que sea leído, y tratado, como un tratado divino.

Si dijéramos, que Dios tiene un periódico, Prensa cristiana New York lo es. Si dijéramos que Dios escribe, pues diríamos que el Espíritu Santo escribe en él.

Será adulación de este columnista Español y Europeo, que tanto celo tiene por la obra de Dios… aseguro que no.

Como análisis, de si la celebración es merecida o no. Se cumple sólo un año, y ya es homenajeado por su éxito. Diría que lo que movió a sus creadores, fue el decir, lo que nadie tal vez dice.

Entre las normas periodísticas de la noticia, se estudia, qué es noticia y qué no lo es. Pero cuando unos hombres y mujeres, por el único motivo de predicar, culturalizar, y hacer obra social en el país más poderoso del mundo, siendo atrevidamente valientes… es por algo. Y ese algo es que tienen fe.

La moralidad en las calles de las grandes ciudades, con prensa, como la que homenajeamos, hace de Jonás.
Si, es la manera, de que el enfado por promiscuidades y violencias, relativas y no…
puedan ser advertidas.

Tendrán que ser los cristianos, los voceros de las predicaciones y del soporte al daño que las catástrofes más que apocalípticas están haciendo.

Como un púlpito es cada tilde de la prensa cristiana, que con cada gota de tinta será juzgada un día.

La relación de los comentarios del Edén serán conocidos, al igual que los nuestros.
Los tiempos en que vivimos, donde ya un tornado, parece no ser noticia, pero sí el dolor del que ama a Dios, cuando ve el sufrimiento, y más, viendo las señales, que se no dice en la Biblia que vendrían.

Y que las ideas brillantes, y de familia, y de amor, y de paz no sean acompañadas por las imágenes destructivas, obscenas y oscuras.

Tal vez, periódicos de santos, en un mismo sentir, y en un mismo gestionar, serán la única alternativa, como catecismo de moralidades.

Y serán los últimos púlpitos para buscar a Dios, mientras El pueda ser hallado.

Que como prensa celestial por justa, honesta y participativa, ponga a los creyentes de rodillas para clamar a los cielos.

Y la formación e información, será el único periodismo santo, por piadosos.

Y qué será de tantas hojas impresas, el día que sean juzgadas, hablarán por ellas, como las diez vírgenes. Porque ya aquí los papeles son cera, una vez leídos; pero el sentimiento de los valores cristianos, han de volver gracias a la prensa escrita de normalidad.

Celebro el esfuerzo, de los que han hecho posible el cumplir con el mandamiento del id y predicad.

Prensa Cristiana New York, es periódico y es fe.

Felicidades en el primer aniversario.

Y seamos valedores del evangelio, asociado a quien dijo…y será predicado hasta los confines de la tierra.

A.MartinezdeUbeda@hotmail.com
www.predicasamadeulinden.blogspot.com

El autor es analista político, poeta, escritor, escultor y humanista español.

-----------------------------------------

El bien, no puede ser clandestino.
Y en la moralidad, las decisiones que por Mosaicas no pueden ser aborrecidas. Donde si no, los principios de conciencia del bien y del mal. Las genealogías humanas, no son comparativamente correctas con ninguna teoría o superteoría histórica, cuando se anula la bondad, y el buen hacer. Y dice la Biblia que en el principio creó Dios al hombre y a la mujer. Los interesados en percatarse de que el bien a la mínima oportunidad no resplandezca, se afirman al partido de Caín y de las sucesivas degeneraciones morales, que hacen vislumbrar, que la desobediencia es inicio de dolores, de sufrimientos y de muerte.
Existe la devaluación moral mundial, -y realmente está en superavit- y coincidiendo no por casualidad con la actual crisis económica. Y es resultado en análisis de conciencia, de la Palabra, que es la más antipalabra de los decididamente –anuladores del bien-. La fe es por el oir, y el oir por la Palabra de Dios. Vuelva América a inclinar las rodillas al único Dios verdadero, al que es sobre todo nombre. Hazme recordar, porque nada hay oculto que no haya de ser manifestado.
Recordemos el llamamiento evangélico, con tono de evangelistas y profetas. En nuestro siglo veintiuno, las capacidades tangibles para predicar, y llamar a las almas a la salvación y arrepentimiento, han de ser declaración de poder y entrega, visión y tarea, para los que primero han ido al campo y a la hora de recibir el salario, miran en la fila….salvos y más salvos. Es momento de salvación y avivamiento, de entrega por los errados, heridos y perniquebrados. Donde los Jonás de las Nínives modermas.
Y oigan los nacidos de nuevo, y los que leen estas páginas para que sepan que como aquella joven Esther, en la fe una mujer valiente, no se atemorizó sabiendo que podría perder su posición en el trono. Pero hubo quien le dijo que no olvidara que su pueblo sufría e iba a ser destruido y que recordara que tal vez para ese momento había sido llamada.
La contestación firme y arriesgada por valor y honestidad, fue… ayudaré a mi pueblo, y entraré a ver al rey, y si perezco que perezca.
L a diferencia es que nuestro Rey no nos hará perecer, y nos llevará de triunfo en triunfo.
Pero muchos temiendo la pérdida de valores, honores y economías, no entran al atrio de la oración, para hablar con el Dios verdadero, en el nombre de Jesús, y pidiendo que el Espíritu Santo interceda. El nuevo diccionario de los hombres y mujeres de fe, que harán de Nicodemo y de Esther, está por verse. La madurez ha de ser bíblica, no psicológica ni cinematográfica y de consultorio psiquiátrico, no. Volvamos a frases de posición evangélica. Si Dios conmigo, quien contra mí.Y no te he dicho, que si creyeres verás la gloria de Dios.
Y el pueblo nacidamente Nicodémico entenderá, pero sólo el que tenga oídos para oir. Sólo así se verá la gloria de Dios.
El haber nacido de nuevo y que te cataloguen cristiano evangélico, cristiano protestante, carismático, no es término ecuménico, es término de conversión, de inicio de santidad. Porque sin santidad nadie le verá.
El bien no puede ser clandestino. La Biblia ha de volver a ser oída, para no errar y olvidar el poder de Dios. Actualmente hablar del sentimiento espiritual, en el reconocido Espíritu Santo, es para muchos extraño, y aún más de atrevimiento a manifestarlo. Pero no lo es, el hablar de famosos espíritus en films, en edición escrita con expansión mundial, en personajes fantasmagóricos, similares o no a magos y diablos decorados. Pero eso es de fama, y de moda. Se están sembrando oledas de juicio, ¿verdad?
Que tu moral sea el bien y la decisión de decir creo, y por conciencia no permitiré la comunión con el mal. No ofendiendo al vecino y discutiendo con el hermano en la fe, sino creyendo en el que todo lo puede, el buen Pastor, y que puede ser reconocido como el que dijo: Yo estoy a la puerta, y si alguno llama, yo entraré…
Y sepan los nacidos de nuevo, que el trabajo en el Señor no es en vano. Y tanto si está en la escalera del palacio, como dentro, incline sus rodillas. Por usted, por su familia, por su país, porque el bien no puede ser clandestino.
Antonio Martinez de Ubeda
ARTICULO PUBLICADO EN PRENSA CRISTIANA NEW YORK

Tecnocracia y espiritualidad.
Tecnocracia y espiritualidad.
Y quien mejor que Jesús, para proclamar la primera urgencia para el corazón del hombre.
Por Antonio Martínez de Ubeda (Amdeu Linden)/Prensa Cristiana New York (PCNY)/España/Junio 2008------------------------------------.

Si utilizáramos los términos que en clave Nicodemiana expone el evangelio, cambiaríamos el mundo. Y creamos que a eso vino Jesucristo al mundo, porque muriendo en la cruz del Calvario por nuestros pecados, es que hoy en su misericordia somos salvos..Necesitamos, primeramente tener conversión. Sí, "tener conversión", un término que ideológicamente no nos han arrebatado, ya que permanece en nosotros esa agua en ríos de agua viva, y sólo entendible por quien por la misericordia de Dios puede proclamar la razón de ser del evangelio..Y quien mejor que Jesús, para proclamar la primera urgencia para el corazón del hombre..Aquella decisiva manifestación de si no nacieres no puedes entrar en el reino de los cielos, hace sombra sólo a los que creen apagar con venturosas palabras el poder de Dios. El error de hacer las iniciativas y proyectos, cambios sin la dirección del Espíritu Santo y desarrollos sin la dirección del que todo lo puede, lleva intrínsicamente el sello del fracaso..Volvamos a las terminologías de adelantarnos a los promiscuos, en acciones morales, y a los que hacen violencia en caracteres de paz..Las diferencias por discrepancias de la materia y el espíritu se ven reflejadas en la convicción que por personal, te hace decidir, en que lo que es nacido de la carne, carne es, y lo que es nacido del espíritu, espíritu es..Hoy más que nunca, por la progresión de ciudades Ninivianas y Sodomíticas se han de esperar profetas de corbata para el decir de la profecía Bíblica, ya que la proclamación de las escrituras afirma que se era ignorándolas y consecutivamente haciendo caso omiso al poder de Dios..Dios está avergonzando a los sabios y lo seguirá haciendo, enviando al hombre Jonás por irreconocible, aunque temeroso y rebelde y cuestionador de la dirección divina, pero ante todo varón de Dios..Preparémonos para los cambios antitecnócratas del Espíritu Santo, que serán bendición para el pueblo que le busque, es santidad como virgen que espera..La verdadera espiritualidad compasiva con el prójimo, será respaldada como siempre, sin base a color de la piel, país o posición económica. Ahí la justicia de Dios..La tecnocracia, burócrata y apelativamente organizada ha de llevar la cobertura de la espiritualidad. La mezcla mal preparada y desnivelada en la proporción ante la obra que en la cruz del Calvario tuvo lugar, hace que el corazón del hombre no renazca..Hacemos la historia, pero en la fe evangélica o se está con El o se está contra El, o se es misericordioso o no, o se vive por fe o no se vive por fe..No nos han de ser remotas las palabras con las que Nicodemo fue definitivamente convertido, de que el reino de los cielos era semejante al viento, pero nadie sabe ni de donde viene ni a donde va..Es religiosidad el virtuosismo cristiano si no va acompañado de la propia experiencia del nuevo nacimiento....Veremos la gloria de Dios en nuestras calles y plazas, hogares y colegios, universidades y fábricas y lugares de representación política cuando sea proclamado el evangelio, que como reformador es savia nueva..Los dirigentes de la espiritualidad no deben adornar con palabrerías la apocalíptica realidad..La única respuesta para las abominables mudeces en tiempo de guerra y peligros, es la del arrepentimiento, que por personal, en su manifestación ha de conocido por los demás..Los valores más inmediatos, son los del comunicador que ha de hacer de atalaya y embajador, amigo y valiente intercesor ante el prójimo..Es responsabilidad de los "que tienen conversión" el ser la imagen de un predicador, aunque sabiendo que el evangelio es locura para los que se pierden..Hagamos de las parábolas de Jesús nuestro hacer diario diciendo con el gesto sereno entre las discordias de los pecadores, los errados y desencantados, heridos y perniquebrados y ante el "quid de la cuestión", que hemos conocido al Dios del amor.

CUANDO LA MORAL ES APOLITICA

"Y como moralista parcial, aconsejo, subsanemos los turbulentos vientos que nos hacen a veces amorales".

Por Dr. Antonio Martínez de Ubeda (Amadeu Linden)
Especial para Prensa Cristiana New York

Y son tantas las percepciones que tenemos, en este nuestro siglo XXI, que blanqueadas con las más diversas teorías, vistas y dirigidas muchas veces por ese edificio donde la representación de Naciones Unidas, nos deberían hacer más íntegros, honrados y globalizadamente respetuosos, y así podremos ponernos a pensar.

La derivación de los problemas actuales, que son más que conocidos, no puede dejarnos inertes, ante el maquillaje que se le quiere dar a los valores.

Por ejemplo el esmero por comercialidad, buen diseño e interés en un simple anuncio televisivo, hablando lógicamente de los sanos y positivos anuncios, que los hay. Y lo compararemos con una noticia en un servicio de información nacional o internacional. Diríamos que las diferencias son abismales. Como si habláramos de dos universos diferentes.

La derivación que seguirá originando aún más y más diferencias, puede estar en la óptica que tengamos y tengan los dirigentes políticos, sociales o religiosos. Analizando en el sentido más práctico el término moral, que parece sonar a bueno, a no cruzar las líneas peligrosas, y hasta a oír esa voz definitiva de la conciencia, que no nos puede dejar indiferentes.

Este siglo, el nuestro, el XXI, donde las técnicas por prodigiosas, las desigualdades por reales, las pobrezas por existentes, las guerras por innecesarias con sus campos de minas que desmembran a los niños etc…. han de situarnos entre la línea de la moral más justa y no permisiva.

Política y moral es la clave de la libertad, del éxito, donde los genes de la democracia crecen.

Y cuando los dedicados a la política son morales, humanos, integradores…y cuando los dedicados a la política son amorales…

El prestigio debe priorizar en los intereses públicos. La calidad humana, debe programarse porque sin ella, iremos a situaciones perjudiciales.

Los aires de a Abraham Lincoln, para llegar a creer y a luchar democráticamente, ideológicamente, por las justicias, han de volver.

Tendríamos un listado kilométrico de sinrazones, casi infinito, si cada ciudadano del mundo, expresase sus diferencias y apreciaciones; los actuales muros y no muros, Guantánamo y terrorismos, etc. seguro.

Pero en la balanza, habría consideraciones de dos partidos, de dos colores, de dos razas, de dos continentes, de dos países. Siempre el dos.

Son necesarios los diálogos. Y los que se atrevan a estar en el lado de la moralidad, justicias y a estar en el límite de la conciencia, tal vez hagan de moderadores.

Es pedagogía y educación, y progreso lo que puede salvar, sí salvar, muchos de los inmorales proyectos y políticas actuales.

Y como moralista parcial, aconsejo, subsanemos los turbulentos vientos que nos hacen a veces amorales.

Analista político, Poeta, Escritor, Escultor y Humanista Español.
CUANDO LA MORAL ES APOLITICA. PRENSA CRISTIANA NEW YORK