SER MISTICO EN EL SIGLO XXI

SER MISTICO EN EL SIGLO XXI
Alabanza
DE
ISRAEL

Del Israel de panderos
En calles destinadas a ser de palmas,
Voces llenas de gratitud.
Que es el Señor…
A quien hay que alabar.

Jesús es su nombre,
A resurrección llamado.

Hablo de un enamorado
De lo celestial y angelical,
En los atrevidos momentos de la fe.

El Rey David canta al dador alegre,
Con salmos bendecidos.

Dónde los salmistas,
Piadosos y poetas,
Cantores y profetas.
Dónde las jóvenes que danzan,
En el espíritu la santidad.

Dónde el último palacio,
Sin vendedores de ofrendas y limosnas.

Dónde las rodillas de los Jeremías,
Las voces de los Oseas,
Las zarzas de los Moisés,
Las oraciones de las Marías.

Hoy toca, a ser enseñados a alabar a Dios.

Y en callejuelas de piedras,
El paseo de las alabanzas,
Donde el amor del salvador espera.

Jerusalén, tú que clamas con olvidos,
Vuelve a alabar a tu Señor.

Antonio Martinez de Ubeda